La Plataforma contra la privatización del agua convoca jornada del agua pública. 4 septiembre

UN TRABAJO COLECTIVO CON MÚLTIPLES COLORES Y PARTICIPACIÓN VECINAL

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El agua es un recurso esencial para la vida humana, gracias a ella subsistimos, nos aseamos, regamos, mantenemos limpio nuestro entorno y producimos alimentos. Ha de ser empleada para cubrir todas las necesidades humanas básicas en beneficio de la vida y por tanto no puede ser una mercancía. Aunque el Ciclo del agua asegura un proceso constante nuestros comportamientos pueden dañar este recurso para sea repartida entre todos  y por ello es necesario el consumo responsable. Cuando los poderes  públicos gestionan el agua el reparto de la misma se hace con equidad y primando el servicio para la comunidad por encima del negocio.

 El equipo de gobierno del Ayuntamiento quiere tomar la decisión injusta e irresponsable de privatizar el Ciclo Integral del Agua, con lo que el agua pasará a ser una mercancía. La excusa  esgrimida es la crisis. Es decir no hay financiación y hagamos que la haya para desarrollar los servicios pero el proceso de privatización no es de austeridad ni buena gestión de economía pública razonable, si no una forma de transformar la crisis y las necesidades de los ciudadanos en un lucrativo negocio para las multinacionales privadas. La falacia es la austeridad porque se vende lo esencial y eso es un sabotaje por que se ha de pagar el alquiler de un bien de primera necesidad más los intereses. Privatizar no es austeridad, es sabotaje social de la economía de los Ayuntamientos, porque al día siguiente de privatizar se tendrán que pagar el alquiler de esos servicios y pagar lo que haya invertido la empresa más los intereses que nos quieran poner.

 Actualmente, el Servicio de Aguas de Laguna de Duero, está reportando beneficios a las Arcas Municipales por valor de 180.920 Euros y podría ser más desde la propia gestión pública eficiente y eficaz. Vender el servicio a una empresa privada para obtener fondos a corto plazo hipotecará los ingresos municipales de los próximos 25 años, por que estaremos perdiendo el patrimonio del agua que es de todos.

 La privatización va a implicar un mayor coste del servicio para los ciudadanos. La empresa privada intentará recuperar con beneficios la inversión realizada, por lo que se trasladará al precio del agua, la cuantía a pagar e implicará una subida de precios agua en torno al 70% o más en 5 años (facturas bimensuales no cuatrimestrales como ahora).

La privatización afectará negativamente al empleo porque se sustituirá la actual plantilla municipal encargada de la gestión del agua por otra más reducida y con peores condiciones laborales. Se hipotecarán los ingresos futuros de las Arcas Municipales. El Ayuntamiento actualmente obtiene beneficios con la prestación del servicio del agua y quiere ceder la gestión de un servicio que funciona para paliar un déficit que declara Alcalde que no existe, al presumir en el programa de Fiestas de superávit. No podemos permitir que se privaticen los beneficios mientras se socializan las pérdidas. Todo esto ya ha ocurrido en otros municipios donde la gestión ha dejado de depender directamente de los poderes públicos y en Laguna no lo podemos permitir.

¡ EL AGUA ES UN SERVICIO Y NO UN NEGOCIO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s